La Enuresis se define como “la emisión involuntaria (aunque en ocasiones puede ser intencionada) y persistente de orina durante el día, la noche o ambos momentos, después de una edad en la que el niño ya debería haber aprendido a controlar la micción (normalmente entre los 4 y 5 años de edad) no existiendo indicios de patología orgánica a priori”.

El primer año de vida es un intervalo en el cual los bebés adquieren numerosas habilidades motoras, empiezan a interactuar con el medio que les rodea y aprenden a explorar el mundo a su alrededor.  Ese aprendizaje es progresivo y dependiendo de la edad del bebé, los padres pueden estimularle para que el desarrollo sea óptimo. A efectos didácticos, dividiremos el primer año en varios intervalos, pero cada niño sigue su propio ritmo de aprendizaje y debemos observarlo para adecuar los ejercicios.

La edad a la cual suele empezar a retirarse el pañal suele ser en torno a los 2 años, pero esto NO DEBE ser una pauta fija.

Es inevitable comparar a nuestro hijo con el resto de niños que les rodea; esto ocurre en todos los aspectos: desde si anda o no, hasta cuantas palabras dice.

Acabamos de vivir el día más feliz de nuestras vidas: el nacimiento de nuestro hijo. Tras unos momentos de felicidad extrema y asimilación de la nueva situación, toca la vuelta a casa con el nuevo inquilino.

Desde el mismo momento que nos enteramos que vamos a tener un hijo, nos ponemos manos a la obra para preparar la habitación del bebé: la cuna, el cambiador, el armario para su ropita, pintamos las paredes, colocamos cenefas y algún móvil de colores vistosos.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa