La importancia de las tomas nocturnas en la lactancia materna exclusiva

Se ha hablado mucho sobre las indicaciones de los expertos o la propia iniciativa de los padres de dar una toma de biberón por las noches, con el pretexto de que “el bebé duerma mejor” y que la madre “descanse”.

Cuando nos decidimos por una lactancia materna exclusiva, las tomas son a libre demanda, pudiendo hablar de un promedio de 8 – 12 tomas a lo largo del día incluida la noche. Es un ritmo que puede resultar agotador y demandante las primeras semanas de vida, que nos puede llevar a tomar decisiones erróneas como dar un biberón, restando una toma de pecho. Desde mipediatraencasa nos gustaría arrojar un poco de luz sobre el asunto, por lo fundamental que es que los padres conozcan los beneficios de las tomas nocturnas y todo lo que se produce entre el bebé y la madre:

  1. Los niveles de prolactina son más elevados durante la noche, la hormona que se encarga de la producción de leche, la oferta según la demanda. Durante la noche se ha objetivado un aumento de su producción por lo que hay más leche disponible para que el bebe se alimente. Al haber más leche al bebe le es más fácil extraer esa leche.
  2. Durante la noche los bebes consumen más leche. Estas tomas ayudan a mantener un peso adecuado en los recién nacidos sobre todo en los de bajo peso (menos de 2500gr) y en los bebés prematuros.
  3. Los estómagos de los bebes son pequeños, y el tema de las cantidades que toman obsesionan mucho a los padres, es más fácil ver la leche en un biberón de cristal que la cantidad que puede haber en el pecho. El estómago de un recién nacido es como una cereza, puede llenarse con 20-30 ml. A partir del día 10 de vida, su estómago pasa a ser como un limón, pudiendo alojar unos 60 ml; dado que la leche materna se produce según la demanda del bebé (para asegurarnos un volumen y un flujo abundante) no se debería retirar ninguna toma. Entre los muchos componentes que encontramos en la leche, existe una sustancia inhibidora de la lactancia. Cuando reducimos las tomas a nuestros bebes, la leche queda en el pecho, a la espera de ser extraída, si no hay un estímulo de succión, la sustancia que esta en la leche manda una información al cerebro para que disminuya la producción, por eso es tan importante realizar las tomas nocturnas si deseamos una lactancia materna exitosa.
  4. Amamantar durante la noche lo ayuda a dormir mejor. La leche materna contiene aminoácidos que inducen el sueño como el triptófano, que es precursor de la serotonina, hormona responsable del estado de ánimo y de los ciclos de sueño. Además apoya el desarrollo del cerebro del bebé y de su sistema nervioso central. Y la mamá, con la toma y la secreción también de oxitocina, se encuentra en un estado de bienestar, somnolencia y liberación de endorfinas que la ayudan a volver a quedarse dormida.
  5. La importancia de que la madre regule su actividad a la del recién nacido los primeros días de vida. A pesar de lo que podamos creer o lo que la sociedad nos deje, es fundamental que cuando los bebes duerman las madres lo hagan, que descansen lo máximo posible para poder atender a sus bebés cuando estos estén despiertos. Esos primeros días solo son para dormir, comer, amamantar y conseguir un hueco para su higiene. Los padres son los que tienen que frenar un poco las visitas e involucrarse en la crianza. Esta primera semana es un tiempo para que la pareja añada el rol de padres, que no es siempre sencillo, y se vayan adaptando a la nueva situación. Los padres que ya no son primerizos entenderán más esta necesidad.
  6. Las tomas nocturnas protegen contra la muerte de la cuna o síndrome de la muerte súbita del bebé. Existen estudios que sugieren que las tomas nocturnas son un mecanismo protector, ya que mantener activa la succión hace que se estimule el centro respiratorio, evitando de esta manera las apneas centrales (que el bebé “se olvide” de respirar).
  7. El patrón de sueño del bebé es un signo de madurez, conforme el bebé se desarrolla y crece irá estableciendo patrones con más horas de sueño. El sueño es un proceso evolutivo que no tiene que ver con la alimentación nocturna del bebé, en tanto que los beneficios de la lactancia materna inciden positivamente en su sano crecimiento y desarrollo.

Esperamos que os haya servido para aclarar los mitos de las tomas nocturnas y toméis conciencia de la importancia de las mismas para una lactancia materna feliz.

Andrea Garcia De La Rosa

Andrea Garcia De La Rosa

Enfermera especialista en ginecología y obstetricia, con experiencia en el ámbito tanto hospitalario como en atención primaria. Con cursos acreditados cono Experto en lactancia materna

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa