Relaciones y anticoncepción en el postparto

Tras la llegada del bebé son numerosas las dudas que nos asaltan al llegar a casa. Una pregunta muy frecuente que suelen hacerse las parejas es cuál es el mejor momento para iniciar de nuevo las relaciones sexuales.

Es muy importante que tengáis claro que esa elección la marcáis VOSOTROS, no hay un momento más idóneo que aquel en el que ambos os sintáis cómodos y preparados.
Normalmente se recomienda esperar 3-4 semanas tras el parto o cesárea ya que durante este periodo hay numerosos factores que pueden dificultar o incomodar la relaciones de pareja. La recuperación física de la madre, la presencia de loquios (flujo sanguinolento que aparece después del parto), la cicatrización de los puntos, la sequedad vaginal, el trastorno horario o simplemente, la adaptación a la nueva situación, pueden hacernos dudar de cuál es el mejor momento para reiniciar las relaciones.

Debéis tener en cuenta que durante el periodo de postparto (6 semanas tras el parto) y lactancia, las madres pueden ovular aunque no presenten menstruación, por lo que es muy importante elegir un buen método anticonceptivo para evitar un nuevo embarazo.

Las mujeres y sus parejas deben elegir cuál es el método que más se adecua a su situación y necesidades teniendo en cuenta que existen distintas opciones anticonceptivas y que hay diferencias entre las mujeres que amamantan y las que no.

ANTICONCEPCIÓN PARA LA MUJER QUE NO AMAMANTA

  • Métodos de barrera: suelen recomendarse durante las 6 primeras semanas postparto aunque no es la única opción posible. Puede ser necesario el uso de lubricantes si la pareja lo precisa ya que en este periodo podría existir un aumento de la sequedad vaginal. Si la mujer ha usado el diafragma antes del parto y quiere volver a utilizarlo será necesario llevar a cabo una nueva medida anatómica ya que tras el embarazo y el parto la vagina puede sufrir modificaciones por los cambios corporales.
  • Los anticonceptivos hormonales combinados deben iniciarse 3 semanas después del parto para evitar riesgo de trombosis.
  • Los anticonceptivos hormonales de sólo progestágeno no tienen el riesgo de los anteriores por lo que pueden iniciarse en cualquier momento.
  • Los dispositivos intrauterinos (DIU) pueden insertarse tras las 4 primeras semanas postparto teniendo precaución por el estado de recuperación del útero. Debemos evitar la colocación del DIU entre las 48 primeras horas y las 4 primeras semanas postparto, pues aumentan las complicaciones y el riesgo de expulsión.
  • Los métodos naturales basados en el reconocimiento de los signos y síntomas de la fertilidad podrán utilizarse una vez restablecidos los ciclos menstruales, que en el caso de una mujer que no lacta suele producirse entre las 4 primeras semanas y los 2 meses.
  • En el caso que tu opción sea la esterilización quirúrgica (ligadura de trompas) podrá realizarse en el postparto inmediato (7 primeros días) siempre y cuando se realice en condiciones adecuadas. Transcurridos estos primeros días deberás esperar a las 6 semanas postparto, ya que los riesgos se minimizan.

ANTICONCEPCIÓN PARA LA MUJER QUE AMAMANTA

  • Amenorrea de la lactancia: ofrece una protección anticonceptiva muy alta siempre y cuando la mujer esté con lactancia materna exclusiva.
    La eficacia disminuye tras los seis primeros meses postparto que suele coincidir con la introducción de la alimentación complementaria o con la supresión de las tomas nocturnas. Es muy importante que las mujeres sepan que pueden ovular pese a la ausencia de menstruación.
  • Dispositivo intrauterino de cobre: teniendo en cuenta las mismas consideraciones que en las mujeres que no amamantan, este DIU no influye en la lactancia materna.
  • Esterilización quirúrgica (ligadura de trompas): no interfiere en la lactancia.
  • Métodos de barrera: al igual que en las mujeres que no amamantan suele ser la mejor opción durante las 6 primeras semanas postparto.
  • Anticonceptivos hormonales sólo progestágeno: pueden utilizarse tras las primeras 6 semanas postparto no incidiendo negativamente en la lactancia materna (ni en su producción ni interfiriendo en el desarrollo y crecimiento de los lactantes). Tienen una elevada tasa anticonceptiva pero es muy importante su ingesta adecuada respetando el horario y no olvidando ninguna píldora. Estos anticonceptivos prolongan el periodo de amenorrea por lo que favorece la recuperación de la mujer.


En RESUMEN:

  • Vosotros elegís el mejor momento para reiniciar las relaciones sexuales, es una decisión única y personal.
  • Las mujeres pueden ovular aunque no presenten menstruación por lo que es necesario tomar precauciones para prevenir un nuevo embarazo.
  • Existen numerosos métodos anticonceptivos, la elección de uno u otro dependerá de las necesidades y condiciones que presente la pareja.
  • Los métodos anticonceptivos recomendados pueden variar atendiendo a si la mujer amamanta o no.
Sandra Sanchez Barron

Sandra Sanchez Barron

Matrona con experiencia en atencion especializada y visitas postparto a domicilio

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa