Suelo pélvico antes del parto ¿Cómo prepararlo y fortalecerlo?

¿QUÉ ES EL SP?

Llamamos SP al conjunto de músculos que cierran la pelvis en su parte inferior. Éstos músculos tienen una importancia fundamental, pues ellos son los encargados de mantener los órganos pélvicos (útero, vejiga y recto) en su correcta posición y además contienen los esfínteres (orificio uretral, vaginal y anal), encargados de evitar la incontinencia de orina, de gases o de heces.

Con una imagen quedará más claro dónde se encuentran esos músculos que conforman el SP:

Imagen1

Como podréis ver, se disponen en varias capas, cerrando la parte inferior de nuestra pelvis.

Y en ésta otra imagen, se aprecia desde otra perspectiva (aplicando un corte sagital), donde podemos observar que los músculos pubovaginal, el puborrectal y el pubococcígeo (componentes todos del suelo pélvico) sostienen y soportan las vísceras abdominales. 

Imagen2 

¿POR QUÉ TIENE TANTA IMPORTANCIA EL SP DURANTE EL EMBARAZO?

El SP deberíamos de tenerlo en cuenta en todas las etapas de nuestra vida, pero especialmente debemos protegerlo en el embarazo debido a que supone un factor de riesgo para el mismo.

Como referimos anteriormente, estos músculos soportan las vísceras abdominales, y en el embarazo, el peso que han de soportar estos aumenta de manera considerable, pudiendo debilitarlo y sufriendo así las consecuencias de dicha debilidad.

Otros factores de riesgo son el parto, la episiotomía o desgarro y el aumento de peso.

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DE UN SP DEBILITADO?

Las consecuencias son derivadas del cambio de posición de las vísceras abdominales producidas por esa debilidad.

Imagen3

Como vemos en la imagen de la derecha, la pérdida de la tensión de la musculatura pélvica ocasiona un cambio en posición de estos órganos poniéndolos en contacto.

Éste cambio en la posición visceral puede provocar:

  • Incontinencia urinaria.
  • Incontinencia de heces o gases.
  • Prolapsos.
  • Molestias o problemas durante las relaciones sexuales.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA PROTEGERLO?

1. POSTURA CORRECTA

Para protegerlo se aconseja como base una buena postura. La postura que mantenemos es de fundamental importancia para la protección del SP. Una buena postura activará un músculo abdominal llamado TRANSVERSO ABDOMINAL que protegerá nuestro suelo pélvico, impidiendo que el aumento de la presión abdominal incida negativamente sobre él.

Imagen4

2. EJERCICIOS DE KEGEL O DEL SUELO PÉLVICO

Fortalecer este músculo también nos ayudará a que su debilidad sea menos acusada debido al embarazo o parto, y para ello se recomienda la realización de ejercicios de contracción de esos músculos.

2.1 IDENTIFICACIÓN:

El primer paso es la identificación de esos músculos que debemos contraer. Podemos hacerlo de dos maneras:

  • Introducir un dedo en la vagina e intentar apretarlo contrayendo vagina, ano y orificio uretral sin mover glúteos ni musculatura abdominal. Éste es el mejor método. Pero si no lo consigues puedes probar el segundo.
  • Cortar el chorro de orina durante una micción y tomar conciencia de los músculos que estás contrayendo para evitar que se escape la orina. Esto sólo es recomendable realizarlo una vez o dos, para identificar los músculos. Si lo realizas en cada micción puede ocasionar infecciones de orina.

2.2 EJERCICIOS:

Una vez identificados los músculos que debemos contraer, debemos establecer una rutina para la realización de la siguiente tabla de ejercicios. Lo ideal es realizarla 2-3 veces al día al comienzo e ir aumentando progresivamente el número de repeticiones de cada ejercicio. SI es posible, no realizarlos siempre en la misma posición, sino ir alternando (de pie, tumbada, sentada, sentada sobre la pelota de pilates…)

Existen otros ejercicios, pero debido a la mayor complejidad de los mismos, se aconseja primero el dominio de los descritos a continuación.

* TABLA DE EJERCICIOS.

• Ejercicio lento: contraer la musculatura, mantenerla contraída 4s mínimo y relajar el doble de tiempo, es decir 8s. Realizar 20 repeticiones. Podemos ir aumentando el tiempo de mantenimiento de la contracción, relajando después el doble de tiempo de la misma.

ejercicio1

• Ejercicio rápido: contraer la musculatura durante 1 s y relajar y rápidamente volver a contraer y a relajar. Realizarlo durante 2-3 minutos o hasta que note fatiga.

ejercicio2

• Ejercicio del ascensor: Contraer el músculo progresivamente cómo si estuviese dividido en varias plantas. Contraer un poco y aguantar ahí 1-2s, contraer un poco más y aguantar de nuevo y así hasta llegar a la contracción máxima, una vez ahí, empezar a relajar también progresivamente hasta la relajación total y esperar 8-10s hasta la repetición del ejercicio. Realizar 20 repeticiones.

ejercicio3

3. MASAJE PERINEAL

El masaje perineal consiste en una técnica cuyo objetivo es dar elasticidad a la musculatura del periné para disminuir el riesgo de un desgarro o episiotomía durante el parto.

Al disminuir la incidencia de este factor de riesgo, es considerado factor protector para el SP.

Ésta técnica podréis consultarla detalladamente en posteriores publicaciones.

 

REFERENCIAS

  • Mundoentrenamiento.com
  • Axialfisioterapia.com
  • Nannytrainer.es
  • Sincro-destino.com
Angela Guerrero

Angela Guerrero

Matrona con experiencia en atención primaria y especializada. Actualmente en AP trabajando en el seguimiento de la embarazada, educación maternal y posparto. Además de llevar a cabo la realización de citologías en todas las mujeres que se encuentran dentro del programa por edad.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa