¿Qué es la plagiocefalia postural? ¿Cómo podemos evitarla?

Hace unos años se introdujo una medida preventiva para disminuir la incidencia de muerte súbita: que los bebés durmieran boca arriba; de esta manera se evitaba en muchos casos el cierre de las vías aéreas al obstruirse contra los colchones. Sin embargo esta medida, muy efectiva para lo que se recomendó, hizo que con los años aumentara el número de casos de plagocefalia postural.

¿En qué consiste la plagiocefalia postural?

La plagiocefalia postural consiste en un aplanamiento de la cabeza debido a compresión externa. En algunos casos puede estar presente desde el nacimiento, pero lo más habitual que se produzca en los primeros meses de vida por apoyo habitual de la cabeza en una superficie plana, siempre por el mismo lado.

La plagiocefalia postural en el momento de nacimiento suele producirse en aquellas situaciones en las que hay limitación de espacio dentro del útero:

  • Bebés macrosómicos (muy grandes; como por ejemplo hijos de madre con diabetes gestacional con mal control de la glucemia)
  • Escasez de líquido amniótico (oligoamnios)
  • Partos múltiples

También es habitual en niños con una superficie craneal más débil y moldeable (como es el caso de los niños prematuros) o en partos instrumentales, ya que el uso de ventosa o fórceps puede hacer que la cabeza ya nazca con cierta deformación.

2016 02 15 que es la plagiocefalia postural como podemos evitarla 1

Es importante observar como, ante una plagiocefalia postural, se aplana la parte posterior de la cabeza y el ese mismo lado de la frente protruye hacia delante (además del tener el pabellón de la oreja de ese lado hacia delante). Eso es MUY IMPORTANTE, ya que si vemos que una zona de la cabeza está aplanada y el lado de la frente que protuye es el contralateral o simplemente no protruye, podríamos estar ante un cierre precoz de la sutura lambdoidea, cuto tratamiento sería quirúrgico. El pediatra, ante la sospecha de este hecho, o ante una plagiocefalia que no responde al tratamiento postural, podrá derivar al neurocirujano o solicitar ciertas pruebas complementarias (TC con reconstrucción tridimensional) para descartar el cierre precoz de la sutura.

¿Cómo podemos detectarla a tiempo?

La exploración física en las revisiones con tu pediatra será suficientes para detectar una plagiocefalia postural. Si miramos la cabeza del bebé desde arriba debemos verla más o menos simétrica, de manera que los diámetros diagonales (como si trazáremos una “X”) deben ser muy parecidos.

De la misma manera, el pediatra debe detectar ciertos problemas que predisponen al desarrollo de una plagiocefalia postural; nombraremos a continuación los más frecuentes:

  • Hematoma del esternocleidomastoideo: es un cúmulo de sangre dentro de este músculo del cuello, habitualmente producido por un parto instrumental (fórceps) o en aquellos partos en los que la salida del bebé por el canal de parto ha sido dificultosa. Suele palparse un bulto a nivel del cuello y la evolución natural es a calcificarse (endurecerse) y a acortarse dicho músculo, de forma que veríamos al bebé con la cabeza ladeada con su barbilla mirando hacia el hombro del lado contrario.
  • Tortícolis congénita: en este caso, el bebé ya nace con la cabeza ladeada, debido a que el músculo está hipoplásico (no se ha desarrollado bien), probablemente en relación con la postura adquirida dentro del útero materno. Suele ser más frecuentes en situaciones con problemas de espacio: embarazos múltiples, niños macrosómicos u oligoamnios.

Estos problemas comprometen la movilidad del cuello del niño, por lo que siempre tienden a colocar la cabeza de una forma determinada. Por ello, es necesario poner remedio derivando a un servicio de rehabilitación, donde indicarán una serie de ejercicios e intervenciones para corregir el problema.

2016 02 15 que es la plagiocefalia postural como podemos evitarla 2

Estos son dos de los ejercicios más habituales:

  • El primero busca estirar el trapecio, de manera que se ladea la cabeza del bebé (siempre con cuidado) hasta que la oreja toque el hombro; una vez alcanzada la posición final, se mantiene entre 10 y 15 segundos, repitiendo la maniobra tras unos segundos de descanso. Realizar el ejercicio 3 veces hacia un lado y otras 3 hacia el otro (unas 3 veces al día).
  • El segundo ejercicio tiene como objetivo estirar el esternocleidomastoideo, de manera que se gira la cabeza hacia el lado contrario al del músculo afecto hasta que el mentón toque el hombro, manteniendo la postura unos 10-15 segundos. Se repite el proceso tras unos segundos de descanso. Realizar el ejercicio 3 veces hacia un lado y otras 3 hacia el otro (unas 3 veces al día).

¿Qué medidas podemos tomar para corregirla?

Una vez se sospecha la presencia de plagiocefalia postural, intentaremos tomar medidas para que el bebé apoye la cabeza por el otro lado.

  • Debemos poner la cuna de manera que, para mirar a los padres, el bebé mire hacia el lado que queremos.
  • Del mismo modo podemos “forzar” que apoye por el lado apropiado si elevamos el colchón por un lado poniendo un rodete entre el somier y el colchón.
  • Evitar tener al niño acostado la mayor parte del tiempo
  • Mientras lo estemos vigilando, colocar al bebé boca abajo, para fomentar que levante la cabeza y fortalecer así la musculatura del cuello. Debemos realizarlo al menos una hora al día.

¿Cómo haremos el seguimiento?

La plagiocefalia postural se clasifica en leve, moderada y severa. Hay dos maneras de valorarlo:

  • Índice de asimetría craneal: si miramos la cabeza del bebé desde arriba y observamos las 2 diagonales (como si fuera una “X”), se resta la diagonal mayor y la diagonal menor. El resultado obtenido se clasificaría en leve (0-10 mm), moderado (10-20 mm) o severo (>20 mm).
  • Índice craneal: si se mira la cabeza del bebé desde arriba observamos dos diámetros (como si fuese un “+”). Se obtiene de dividir el diámetro anteroposterior entre el diámetro biparietal y multiplicando el resultado por 100. Se clasifica en leve si el resultado es entre 80-90, moderado entre 90-100 y severo si es >100.

2016 02 15 que es la plagiocefalia postural como podemos evitarla 3

Para obtener estas medidas se utiliza un cefalómetro (una especia de compás). Lógicamente a medida que pasa el tiempo se irán comparando las mediciones obtenidas con las anteriores revisiones, comprobado de esta manera la evolución de la plagiocefalia.

¿Podemos hacer algo más que las medidas posturales?

Aparte de las medidas explicadas anteriormente, puede estar indicado en algunos casos el tratamiento ortopédico. Tenemos varias opciones:

  • Cojín para plagiocefalia: Se trata de una especie de “donut”, donde la parte externa es una almohada con forma circular y en el centro hay una abertura con una especia de red, que es la zona donde apoyará la cabeza el bebé. Su principal uso son las primeras semanas, ya que cuando los niños van creciendo se mueven más e, incluso, se quitan el cojín. Puede usarse en la cuna, el cochecito y en general en todas las zonas donde el bebé permanezca con la cabeza apoyada.
  • Casco ortopédico: recientemente se han publicado estudios en los cuales demuestran que el casco NO ES MÁS EFECTIVO que otras medidas para la corrección de las plagiocefalias leves y moderadas. Estos estudios no reflejan los casos graves, por lo que el casco ortopédico sigue estando recomendado en estos casos. Se trata de un procedimiento caro, además no está exento de efectos adversos (incomodidad del bebé, irritabilidad y excoriaciones de la piel).

En resumen:

  • La plagiocefalia postural es una entidad relativamente frecuente que puede ser detectada con el simple examen físico y en la mayoría de los casos se resuelve sin problema si se establecen a tiempo las medidas adecuadas.
  • La plagiocefalia postural NO PRODUCE alteraciones neurológicas ni retraso mental. Los casos graves, aparte del problema estético, puede presentar otras complicaciones debido a la alteración de los ejes y el macizo facial.
  • Se debe plantear el diagnóstico diferencial con el cierre precoz de las suturas, ya que que el tratamiento es completamente diferente.
  • El uso del casco ortopédico debe reservarse para los casos graves.


Más información y algunas imágenes extraíadas de:

http://scielo.isciii.es/pdf/neuro/v18n6/1.pdf

Ivan Abreu Yanes

Ivan Abreu Yanes

Soy pediatra en Hospiten Rambla. Me he especializado en la rama de Cardiología pediátrica, haciendo especial hincapié en las cardiopatías congénitas; las cuales además de su abordaje postnatal,es importante su conocimiento antes del nacimiento,para poder explicar a los padres la posible evolución de las mismas; aliviando así la ansiedad de la incertidumbre.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa