¿Cuándo empezará a caminar?

La adquisición de nuevas habilidades es un proceso muy variable, de manera que la normalidad la encontramos en un periodo muy amplio. Es casi imposible evitar las comparaciones y cuando vemos que niños de la misma edad de nuestro hijo comienzan a andar y el nuestro no lo hace, es normal que nos preocupemos. Lo habitual es que desde los 6 meses, los niños quieran apoyarse sobre sus pies, eso les proporciona una mejor visión para explorar todo lo que les rodea. Es importante insistir que la naturaleza es sabia y que cuando el niño esté preparado para caminar lo hará. Con esto quiero insistir en no apresurarnos en apoyar el peso del bebé sobre sus piernas, pues puede hacer que se les incurve. Podemos sujetarlos por las axilas y hacer que sus pies entren en contacto con el suelo, para que juegue.

Es a los 10 meses cuando muchos niños empiezan a ponerse de pie, habitualmente en la cuna, se apoyan de los barrotes y podemos encontrarlos una mañana de pie en ella, sonriéndonos, lo cual nos dará una gran alegría. A partir de este momento, el niño empezará a explorar la casa, se apoyará en los muebles y caminará de lado apoyados en ellos. Está preparándose para empezar a andar. En este momento requiere dos puntos de apoyo, y posteriormente, irá soltando una mano, de manera que utilice una para mantener el equilibrio y la segunda para coger objetos de su interés.

Ya es en torno al año cuando los peques empiezan a mantenerse de pie, sin apoyo, quedando inmóviles, probablemente mirando un punto fijo para mantenerse en equilibrio. La presencia de los padres estimula que se atrevan a dar un paso, algunso consiguen varios consecutivos, lanzándose literamente cuando van a llegar tras el “enorme esfuerzo”. Es el momento de ponerse en forma, comprar cascos, protectores para las mesas, roll-on para los golpes…porque a partir de aquí es un no parar.

No todos los niños son iguales. De la misma manera que hay niños altos y bajos, gordos y flacos, algunos serán buenos en letras y otros en números, habrán los que caminen antes y lo hagan después. Hay algunos niños que gateando se mueven muy rápidamente y no ven una ventaja en el ponerse de pie, otros niños se dan golpe con las primeras caída y “cogen miedo”, por lo que tienen que volver a coger confianza. Otros simplemente son vagos. Lo importante es seguir la evolución del niño, comprobar que NO HAY DEBILIDAD MUSCULAR (hay determinadas pruebas con la que tu pediatra comprobará eso durante una consulta) y tranquilizar a los padres de esos niños que no caminan tan pronto como otros.

Ivan Abreu Yanes

Ivan Abreu Yanes

Soy pediatra en Hospiten Rambla. Me he especializado en la rama de Cardiología pediátrica, haciendo especial hincapié en las cardiopatías congénitas; las cuales además de su abordaje postnatal,es importante su conocimiento antes del nacimiento,para poder explicar a los padres la posible evolución de las mismas; aliviando así la ansiedad de la incertidumbre.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa