¿Cuándo puedo ponerle los pendientes a mi hija?

La respuesta a este tipo de pregunta viene más determinada por el sentido común más que por el seguimiento de un protocolo. Poner los pendientes a nuestro bebé es una cuestión cultural, que no produce beneficio alguno, por tanto, es normal que no se hayan establecido unas normas para esto. A continuación daremos nuestra opinión acerca de esta cuestión: si se quiere hacer, siempre se ha de buscar un ambiente estéril (por ejemplo una farmacia con personal cualificado); se debe usar siempre material estéril, realizar previamente un correcto lavado de manos y usar guantes, idealmente estériles, para la realización de la punción. Algunos pensarán que son unas medidas excesivas, pero lo cierto es que estamos rompiendo las barreras naturales de la piel y poniendo en contacto con el bebé un material extraño, lo cual puede favorecer la infección de la zona de punción. En cuanto al momento ideal tampoco está establecido. La mayoría de los pediatras, actuando por lógica, proponen postponer la colocación de pendientes hasta después de las primeras vacunas, para contar con un factor extra de protección (sobre todo la vacuna contra el tétanos).

Ivan Abreu Yanes

Ivan Abreu Yanes

Soy pediatra en Hospiten Rambla. Me he especializado en la rama de Cardiología pediátrica, haciendo especial hincapié en las cardiopatías congénitas; las cuales además de su abordaje postnatal,es importante su conocimiento antes del nacimiento,para poder explicar a los padres la posible evolución de las mismas; aliviando así la ansiedad de la incertidumbre.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa