El niño, desde que empezó la guardería, siempre tiene mocos. ¿Tendrá las defensas bajas?

Es frecuente que las madres refieran “que desde que empezó la guardería, el niño está siempre malo” o “ que nuca se recupera del catarro”. Tras estas afirmaciones hay un cierto grado de preocupación, ya que hace pensar que el sistema defensivo del niño no está funcionando adecuadamente. Nada más lejos de la realidad.
Precisamente lo que ocurre es que el sistema defensivo del niño está continuamente defendiéndose contra los agentes infecciosos a los que se expone a diario el pequeño. De hecho, sin curarse de un catarro, el niño ya está cogiendo otro, empatando uno con otro; es por ello que da la sensación de que el niño nunca se cura.
De esta manera, el niño está creando anticuerpos (defensas específicas para un determinado agente infeccioso) que le otorgarán protección en un futuro cuando entre en contacto de nuevo con el virus o bacteria.
Por tanto, ES COMPLETAMENTE NORMAL que al entrar en guardería, sobre todo en época epidémica, nuestros niños estén continuamente con mocos; lo mismo ocurre en aquellos niño que van por primera vez al colegio sin haber pasado previamente por guardería.

Ivan Abreu Yanes

Ivan Abreu Yanes

Soy pediatra en Hospiten Rambla. Me he especializado en la rama de Cardiología pediátrica, haciendo especial hincapié en las cardiopatías congénitas; las cuales además de su abordaje postnatal,es importante su conocimiento antes del nacimiento,para poder explicar a los padres la posible evolución de las mismas; aliviando así la ansiedad de la incertidumbre.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa