Mi niño está a pecho, ¿cómo se si está comiendo suficiente?

La hipogalactia (escasez de producción de leche) es muy rara como problema primario; cuando las mamás creen que no tienen suficiente leche suele deberse a una mala técnica de lactancia, a la introducción de leche de fórmula en las primeras semanas (de manera que la producción de leche materna no se adapta enteramente a las necesidades del niño) o a desconocimiento (al principio, es completamente normal que el bebé esté prácticamente todo el día pegado al pecho). Dicho esto, hay que ver la evolución de los primeros días del bebé para saber si la su alimentación está siendo adecuada. En casa, lo más importante es fijarnos en que el bebé orine 7-8 pañales por día (ante una deshidratación lo primero que hace el cuerpo es ahorrar agua) y que haga deposiciones, sobre todo si está con lactancia materna. En la consulta, el pediatra comprobará que el aumento de peso sea adecuado (teniendo en cuenta la pérdida fisiológica de peso en la primera semana) y que la exploración del niño sea adecuada (mucosas húmedas, piel hidratada, ojos y fontanela normales…). Si estas condiciones se cumplen, salvo recomendación expresa de tu pediatra, podrás continuar con la lactancia materna sin necesidad de introducir leche de fórmula.
Ante cualquier duda de que el recién nacido se esté quedando con hambre, consulta con tu pediatra.

Ivan Abreu Yanes

Ivan Abreu Yanes

Soy pediatra en Hospiten Rambla. Me he especializado en la rama de Cardiología pediátrica, haciendo especial hincapié en las cardiopatías congénitas; las cuales además de su abordaje postnatal,es importante su conocimiento antes del nacimiento,para poder explicar a los padres la posible evolución de las mismas; aliviando así la ansiedad de la incertidumbre.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa