“El 30% de los niños menores de 5 años sufren de insomnio por malos hábitos”. Los trastornos del sueño en la infancia constituyen una alteración de la conducta relativamente frecuente y fuente de importantes preocupaciones para muchos padres.

Como su propio nombre indican, son convulsiones que se producen en el contexto de un proceso febril. Para etiquetarlas como tal, se requieren una serie de premisas.

Hoy una mamá llegó a consulta y comentó que su hijo comía estupendamente. “No nos habíamos planteado darle alimentos a trozos; fue el mismo quien rechazó la cuchara y abría la boca entusiasmado mientras comíamos; comenzamos a ofrecérselos y come estupendamente”.

Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico o regurgitación (llamado popularmente “buches” en algunas regiones) se define como el paso sin esfuerzo de alimentos desde el estómago hasta la boca, normalmente después de comer.

Como todos sabemos, y por desgracia habremos sufrido alguna vez, los vómitos consiste en la expulsión violenta del contenido del estómago producida por un aumento de la actividad muscular del aparato digestivo.

Las adenoides o “vegetaciones” son tejido defensivo (similar a las amígdalas) situadas en la faringe, por encima de la campanilla. Rodean la desembocadura de la trompa de Eustaquio, lo que tendrá implicaciones clínicas cuando aumentan de tamaño.

En primer lugar, debemos distinguir de las otitis externas de las otitis medias. Las primeras se deben a la inflamación del conducto auditivo (aquel que conecta el tímpano con el exterior); las segundas se refieren a la presencia de sustancias (moco, pus) en la caja del tímpano (zona situada justo detrás del tímpano).

Como se ha comentado anteriormente, la Navidad tiene una cara oculta, nadie nos ha explicado que la mañana de Reyes muchos niños conocen por primera vez “El Síndrome del Niño Hiperregalado”.

El cuerpo humano es capaz de realizar numerosos y muy variados movimientos gracias al soporte que supone los huesos y a un conjunto de músculos que se apoyan en ellos. Sin embargo, la contracción muscular no sería posible si...

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa