Cámaras de inhalación

Las enfermedades respiratorias y los cuadros catarrales son muy comunes en la infancia. Se puede decir que todos los niños pasarán varios catarros a lo largo de su vida. Esto es mucho más frecuente los primeros 3-4 años de la vida. Por un lado, sus defensas son más inmaduras, y se están enfrentando a gérmenes que son desconocidos para ellos y, por otro lado, en sus primeros contactos con otros niños (ya sea en el parque, guardería o colegio) los niños comparten juguetes y otros objetos que suelen llevarse a la boca, con el consiguiente paso de gérmenes entre unos y otros.

En la mayoría de los casos, estas infecciones se manifiestan con tos y mocos, y en unos cuantos días el niño se recupera. Pero en determinados niños, estos catarros progresan, y acaban afectando también a los pulmones, provocando una tos mas intensa, y en muchas ocasiones dificultad respiratoria.

Es lo que se suele llamar bronquitis, o broncoespasmo, aunque hay otras enfermedades que se manifiestan de forma similar. Lo importante es entender, que en todas estas situaciones, al niño le va a costar respirar porque las vías por donde debe pasar el aire dentro del pulmón (los llamados bronquios), se han inflamado. Esto provoca que la tubería se haga mucho mas estrecha y el aire no pueda circular bien (figura 1). El niño lo intenta compensar a base de esfuerzo (podemos notar que respira mas rápido, se le marcan los músculos de las costillas, o mueve mucho la barriga para respirar), y en ocasiones se oye un silbido o pito (sibilante), que corresponde con el aire al pasar por una tubería fina..

mi pediatra en casa camaras inhalacion image002

En estos casos, es importante que el paciente sea visto por un Pediatra, por si fuera necesario un tratamiento para ayudar al niño a respirar mejor. Este tratamiento consiste en los llamados aerosoles: medicación que se administra directamente en el pulmón. De esta forma, el efecto es mucho más rápido porque se aplica en donde está el problema, y sobre todo tiene menos efectos secundarios que los jarabes, ya que al se usan dosis mas bajas que en los jarabes, y gran porcentaje de la medicación se queda en el pulmón, pasando muy poca a sangre.

Los aerosoles son fármacos muy estudiados y muy seguros; si su hijo necesita este tipo de medicación, es la mejor forma de adminsitrarlo. A veces se dice que si le damos muchos aerosoles a un niño lo vamos a volver asmático. Nada mas lejos de la realidad. Si su hijo necesita aerosoles, no dárselo hará que en un futuro tenga unos pulmones que quizás no funcionen todo lo bien que debieran.
El problema con los aerosoles es que la forma de adminsitrarlos no es fácil, y requiere seguir una serie de pasos para conseguir que la mayor parte de la medicación llegue hasta el pulmón, que es lo que nos interesa.

Lo primero es diferenciar la medicación de la cámara de inhalación (figura 2). La medicación inhalada (comúnmente llamado aerosol) es la que tiene forma de “L”. Dentro está el medicamento, y al apretar por un lado, sale el producto por el otro lado. A grandes rasgos, hay dos tipos de medicación.

  • La que quita la tos de forma rápida, porque intentan abrir esa tubería (bronquio) que estaba estrecha. Se llaman broncodilatadores, y en todos los casos, el envase con forma de “L” es azul (o un verde azulado).
  • Las que intentan que la pared de la tubería (bronquio) no sea tan gruesa, ayudando a que el proceso no dure tantos días o no se vuelva a repetir, pudiendo ser utilizados por periodos de tiempo más largos. Son los antiinflamatorios o corticoides, y el envase con forma de “L” siembre es blanco.

Y por otro lado está la cámara de inhalación, que consiste en un cilindro de plástico (los hay de varios tamaños y colores). Por un lado del cilindro hay un hueco donde encaja el aerosol (por el lado por el que sale la medicación). Por el otro lado, según el modelo, puede tener una mascarilla, o una boquilla similar al de una botella de plástico (si fuera necesario, a esa boquilla se le podría añadir una mascarilla accesoria).

En niños por debajo de los 4-5 años se recomienda usar mascarilla, y en los mayores boquilla.

mi pediatra en casa camaras inhalacion image003

Ahora vamos a explicar como se deben administrar los aerosoles con cámara y mascarilla

Paso 1: En primer lugar, debemos tener al niño incorporado (no se deben poner aerosoles con el niño acostado). En función de la edad lo haremos poniéndolo en nuestro regazo, sentado, o de pie. A continuación cogemos el aerosol y lo agitamos enérgicamente (figura 3)

mi pediatra en casa camaras inhalacion image004

Paso 2: Luego introducimos el aerosol por la ranura de la cámara, y se la acercamos a la cara del niño. Es importante que la mascarilla le tape la nariz y la boca, y que quede bien sellado para que no se escape el aire. Una vez hecho esto apretamos el aerosol para que la medicación se deposite dentro de la cámara (figuras 4 y 5)

mi pediatra en casa camaras inhalacion image005mi pediatra en casa camaras inhalacion image006

Paso 3: Tras haber apretado, debemos comprobar que el niño respira unas 4-6 veces. Esto se corresponde con unos 10 segundos (figura 6). Hay cámaras que disponen de un sistema valvular que nos indica que el sellado es correcto, pudiendo ver como se mueve la válvula con las respiraciones del paciente. Debemos intentar el niño esté lo mas tranquilo posible, y sobre todo que no esté llorando. Si no conseguimos que el niño deje de llorar, es mejor administrar el aerosol mientras el niño duerme, recordando que debe estar incorporado.

Todo esto se corresponde con una pulsación, inhalación, o puff. Si nos han mandado más de una pulsación, debemos esperar aproximadamente un minuto, y repetir todos los pasos del 1 al 3.

Si nos han mandado los dos tipos de aerosoles, es decir, broncodilatadores y antiinflamatorios (azul y blanco respectivamente), el orden a seguir es muy importante. Debemos dar primero el azul, para abrir bien el bronquio, adminsitrando tantas inhalaciones como nos hayan dicho, recordando esperar un minuto entre cada una de ellas. Luego descansamos unos 5-10 minutos, y pondremos el blanco.

mi pediatra en casa camaras inhalacion image007

Al finalizar la administración de los aerosoles, hay que lavarle la boca al niño con para quitar los restos de medicación que hayan quedado. Si es un bebé, bastará con darle un biberón (figura 7). Si es mayor se puede limpiar con agua, o lavándole los dientes.

mi pediatra en casa camaras inhalacion image008

Y ahora explicaremos como se adminsitran los aerosoles con cámara y boquilla, en niños un poco más mayores y colaboradores.

En primer lugar agitamos el aerosol enérgicamente, y lo introducimos en la ranura posterior de la cámara (figura 8)

mi pediatra en casa camaras inhalacion image009

Luego, se introduce la boquilla dentro de la boca del paciente. Es importante que el niño apoye los dientes sobre la boquilla, y con los labios la “abrace”, para lograr un correcto sellado de la misma (figura 9). Tras esto se aprieta el aerosol para administrar la medicación a la cámara.

mi pediatra en casa camaras inhalacion image010

Luego hay dos opciones en función de lo que el niño sea capaz de hacer (figura 10). Una opcion es hacerlo respirar de forma pausada a través de la boquilla, unas 4-5 respiraciones, que se corresponde con unos 10 segundos. Hay cámaras que disponen de un sistema valvular que nos indica que el sellado es correcto, pudiendo ver como se mueve la válvula con las respiraciones del paciente.

La otra opción es decirle al paciente que coja aire de forma lenta y prolongada a traves de la boquilla, y aguante el aire unos 4-5 segundos. Y después ya puede quitarse la boquilla de la boca.
Todo esto se corresponde con una pulsación, inhalación, o puff. Si nos han mandado más de una pulsación, debemos esperar aproximadamente un minuto un minuto, y repetir todos los pasos del 1 al 3. Si nos han mandado los dos tipos de aerosoles, es decir, broncodilatadores y antiinflamatorios (azul y blanco respectivamente), el orden a seguir es muy importante. Debemos dar primero el azul, para abrir bien la tubería, adminsitrando tantas inhalaciones como nos hayan dicho, recordando esperar un minuto entre cada una de ellas. Luego descansamos unos 5-10 minutos, y pondremos el blanco.

mi pediatra en casa camaras inhalacion image011

Al finalizar la administración de los aerosoles el paciente debe enjuagarse la boca o lavarse los dientes, para quitar los restos de medicación que puedan quedar en la boca (figura 11)

mi pediatra en casa camaras inhalacion image012

Cuidado de la cámara y consejos:

  • La primera vez que uses la cámara despues de comprarla, hay que adminsitrarle 4-6 puff de alguno de los aerosoles previo a su uso, sin tener al niño con la cámara. Las cámaras son de plástico, y la medicación tiende a pegarse a las paredes interiores de la misma. Con este procedimiento nos garantizamos que cuando le pongamos la medicación al niño, todo le llegue a él.
  • Las cámaras se deben lavar cada 7-10 días de uso, en función de la suciedad. Para ello hay que ponerla en un recipiente con agua, y añadir una gota de lavavajillas o jabon líquido. Se deja reposar 5 minutos y se pone a secar al aire. No se deben secar con paños ni servilletas, siempre al aire. Y no es necesario que el agua esté caliente. Tras el lavado se recomienda que volvamos a hacer lo mismo que hicimos al comprarla: darle 2 puff de alguno de los aerosoles previo al siguiente uso, sin tener al niño con la cámara. En esta ocasión con 2 puff será suficiente.
  • Si hace mucho que no se usa, tambien se recomienda lavarla previo a su uso.
Orlando Mesa Medina

Orlando Mesa Medina

Soy Pediatra y trabajo en el Hospital Ntra Sra de Candelaria. En los últimos años he dedicado la mayor parte del tiempo a ver niños con problemas respiratorios

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa