Dermatitis del pañal

¿Qué es la dermatitis del pañal?

La dermatitis del pañal es una inflamación de la piel en la zona cubierta por el pañal. Se produce por una alteración de las capas lipídicas de la piel, de forma que se desestructura, se deshidrata y se irrita. Hasta un tercio de los niños que usan pañal la sufren a lo largo de los primeros años de vida. Son varios los factores que intervienen en su aparición:

  • Lógicamente, el número de horas de uso del pañal. Mientras más tiempo esté el pañal colocado, mayor número de horas que se mantendrán las condiciones de calor y humedad. Además la fricción de la piel con el pañal contribuye de manera importante a la aparición de la dermatitis.
  • Tiempo de pañal húmedo. No solo contribuye el tiempo de uso del pañal; el factor más importante es el tiempo que esté el pañal húmedo en contacto con la piel. Por tanto, el uso de pañales extra-absorbentes permite mantener el culete del bebé seco durante más tiempo y por tanto previenen la dermatitis.
  • Número de deposiciones. Las heces irritan la piel al entrar en contacto con ella. Cuando hay diarreas o cuando las deposiciones son muy numerosas (por ejemplo en los primeros días por el reflejo gastrocólico) se favorece la aparición de la dermatitis.
  • Uso de toallitas. Aunque muchas de ellas son hipoalergénicas, lo cierto es que muchas vienen perfumadas para dar un olor agradable a la piel del bebé. Su uso repetido facilita la aparición de las dermatitis del pañal.

Complicaciones

Al irritarse la piel, se pierde la primera barrera de defensa de la que disponemos. Dado que en la piel reside numerosas bacterias, la complicación más frecuente de una dermatitis del pañal es la sobreinfección, ya sea bacteriana o fúngica. Cuando esto ocurre disponemos de cremas antifúngicas y antibióticas, las cuales debemos mantener entre 7 y 14 días para eliminar el agente infeccioso y evitar la aparición de resistencias. Asimismo, se puede asociar el uso de corticoides tópicos de potencia baja o moderada para disminuir la inflamación de la lesión.

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento es recuperar la integridad de la capa lipídica de la piel. Para ello, es importante mantener una buena higiene, manteniendo la piel limpia y seca. El lavado con agua y jabón de pH neutro en cada cambio del pañal contribuye a mantener una piel sana. Del mismo modo, realizar cambios de pañal frecuentes, evitando la humedad y la sudoración de la zona evita la aparición de las dermatitis del pañal. Si fuera posible, se podría dejar al niño sin pañales para facilitar la ventilación y evitar el roce con la piel. Por otra parte, hay preparados untuosos que hidratan y protegen la piel afectada; es el caso de la pasta al agua. Otras fórmulas magistrales como el sulfato de cobre o el óxido de zinc secan las lesiónes y evitan la maceración. Por ese motivo son de especial utilidad en lesiones exudativas (aquellas en la que se ha perdido parte de la piel y drenan líquido).

Ivan Abreu Yanes

Ivan Abreu Yanes

Soy pediatra en Hospiten Rambla. Me he especializado en la rama de Cardiología pediátrica, haciendo especial hincapié en las cardiopatías congénitas; las cuales además de su abordaje postnatal,es importante su conocimiento antes del nacimiento,para poder explicar a los padres la posible evolución de las mismas; aliviando así la ansiedad de la incertidumbre.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa