Sarpullidos en los bebés

¿Cuáles son las principales causas que provocan que aparezcan sarpullidos en los bebés?

Los sarpullidos son diferentes según la edad del niño. En el primer mes de vida es muy frecuente la pustulosis neonatal o acné neonatal. Como su nombre indica, este sarpullido se parece mucho al acné de la adolescencia y suele producirse por el paso de hormonas maternas al niño (ya sean las que pasaron a través de la placenta o las que pasan por medio de la leche materna). En los primeros días de vida es habitual ver el exantema toxoalérgico del recién nacido. A pesar de lo llamativo del nombre es una erupción cuya apariencia es similar a picaduras del mosquito. Cursa en brotes (aparecen y desaparecen) y se desconoce la causa del mismo.

 

 Imagen1  Imagen2
 pustulosis neonatal  exantema toxoalérgico

 

En el primer año, es relativamente frecuente ver brotes de dermatitis atópica. Se trata de una alteración de la capa lípidica de la piel (capa de grasa más superficial), de manera que la piel se irrita y se deshidrata. El resultado son lesiones eritematosas (piel enrojecida) y ásperas, que causan mucho picor y malestar en el bebé. Los zonas típicas donde suelen aparecer en el primer año son las mejillas, detrás de las orejas, pliegues del cuello y flexuras de rodilla y codo.

Las dermatitis seborreica es el nombre que adquiere la dermatitis atópica pero cuando se produce en zonas con muchas glándulas sebáceas. Suelen verse en las cejas, alas de la nariz y en el cuero cabelludo (donde recibe el nombre de costra láctea).

Quizás el más frecuente de todos es la llamada sudamina o miliaria rubra. Consiste en la aparición de un punteado rojizo debido a la obstrucción de las glándulas que producen el sudor. Por ello, suele aparecer en aquellas zonas que más sudor producen (cabeza, cara y tronco).

Imagen3

sudamina o miliaria rubra

¿Cómo se diferencia un sarpullido provocado por el calor de otro?

La sudamina (sarpullido provocado por el sudor) se diferencia de otros sarpullidos en que son puntos rojizos que suelen salir en zonas con muchas glándulas sudoríparas (que producen sudor), tales como la cabeza, la cara y el tronco. También es bastante frecuente en el área del pañal. No suele picar ni molestar al bebé y es más frecuente en épocas calurosas (primavera y verano).

¿Cómo hay que tratar este tipo de sarpullidos? ¿Cómo se puede prevenir su aparición?

Lo primero es evitar el sobreabrigamiento de los niños, ya que cuanto más suden, mayor es la probabilidad de que se obstruyan las glándulas. La ropa del bebé debe ser de tejidos naturales (como el algodón) que permiten que la piel transpire; además, debemos evitar poner mucha ropa a los bebés, sobre todo en época calurosa. La forma de saber cual es la cantidad de ropa adecuada no es otra sino observar a nuestro bebé: si suda demasiado, debemos quitarle ropa.

En cuanto a la temperatura del hogar, debe mantenerse en torno a los 24 grados. Se puede usar aire acondicionado, siempre evitando la exposición directa del bebé al mismo.

El uso rutinario de cremas hidratantes no está recomendado, al igual que los polvos de talco. Cuanta más cantidad de crema pongamos en la piel, menos transpira.

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer?

Es muy variable. Si los motivos que producen que el niño sude persisten, tardará más en desaparecer. En cualquier caso, es un sarpullido benigno que no produce molestias al bebé (salvo que se produzca en niños con piel atópica, en los cuales si pica mucho) y que, aparte de la alarma que produce a los padres, no conlleva consecuencia alguna.

¿Qué consejos le daría a los padres?

Siempre que salga un sarpullido debemos observar a nuestro bebé. Si se acompaña de fiebre o irritabilidad manifiesta (llanto continuo) SIEMPRE DEBEMOS CONSULTAR con nuestro pediatra. Si, por el contario, observamos el sarpullido y el niño está feliz, come estupendamente y no hay cambios en su comportamiento habitual podemos observarlo en casa. Si ha sudado mucho debemos tomar las medidas mencionadas anteriormente y en unos pocos días “el problema” se habrá solucionado.

Ivan Abreu Yanes

Ivan Abreu Yanes

Soy pediatra en Hospiten Rambla. Me he especializado en la rama de Cardiología pediátrica, haciendo especial hincapié en las cardiopatías congénitas; las cuales además de su abordaje postnatal,es importante su conocimiento antes del nacimiento,para poder explicar a los padres la posible evolución de las mismas; aliviando así la ansiedad de la incertidumbre.

mi pediatra en casa buzon sugerencias

Gabriela Darias Psicologa