El niño, desde que empezó la guardería, siempre tiene mocos. ¿Tendrá las defensas bajas?

Es frecuente que las madres refieran “que desde que empezó la guardería, el niño está siempre malo” o “ que nuca se recupera del catarro”. Tras estas afirmaciones hay un cierto grado de preocupación, ya que hace pensar que el sistema defensivo del niño no está funcionando adecuadamente. Nada más lejos de la realidad.
Precisamente lo que ocurre es que el sistema defensivo del niño está continuamente defendiéndose contra los agentes infecciosos a los que se expone a diario el pequeño. De hecho, sin curarse de un catarro, el niño ya está cogiendo otro, empatando uno con otro; es por ello que da la sensación de que el niño nunca se cura.
De esta manera, el niño está creando anticuerpos (defensas específicas para un determinado agente infeccioso) que le otorgarán protección en un futuro cuando entre en contacto de nuevo con el virus o bacteria.
Por tanto, ES COMPLETAMENTE NORMAL que al entrar en guardería, sobre todo en época epidémica, nuestros niños estén continuamente con mocos; lo mismo ocurre en aquellos niño que van por primera vez al colegio sin haber pasado previamente por guardería.

Acerca de Iván Abreu Yanes

Iván Abreu Yanes
Mi nombre es Iván Abreu Yanes; nacido, criado y formado en Santa Cruz de Tenerife. Soy pediatra de profesión y devoción, especializado en dos ámbitos completamente diferentes: por un lado la cardiología pediátrica, con especial interés en las cardiopatías congénitas; y por el otro el asesoramiento en lactancia materna. En esta última se están centrando la mayoría de mis esfuerzos actualmente, con el fin de promover el mejor alimentos que se le puede dar al niño en los primeros años de vida, la leche materna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.