¿Cómo debo limpiar el cordón?

Actualmente hay varias formas adecuadas de hacerlo: 1) con agua y jabón, limpiando bien todo el cordón y haciendo especial hincapié en la base; de manera que no queden restos ni exudados. Es muy importante secar bien al final, ya que si se queda húmedo puede retrasar la caída del cordón. 2) con alcohol 70º o clorhexidina, de la misma forma; si tras limpiarlo se deja una gasa alrededor del cordón, hay que asegurarse que se haya escurrido bien y no gotee, ya que si está empapada puede retrasar la caída del cordón y, además, el contacto de la gasa con la piel puede irritarla.
Las recomendaciones actuales de la sociedad española de neonatología abogan por la primera opción: agua y jabón, secando bien al final.

Acerca de Iván Abreu Yanes

Iván Abreu Yanes
Mi nombre es Iván Abreu Yanes; nacido, criado y formado en Santa Cruz de Tenerife. Soy pediatra de profesión y devoción, especializado en dos ámbitos completamente diferentes: por un lado la cardiología pediátrica, con especial interés en las cardiopatías congénitas; y por el otro el asesoramiento en lactancia materna. En esta última se están centrando la mayoría de mis esfuerzos actualmente, con el fin de promover el mejor alimentos que se le puede dar al niño en los primeros años de vida, la leche materna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.