Mi bebé está amarillo… ¿A qué se debe?

La piel del bebé, que inicialmente es sonrosada, puede tornarse a los pocos días en un tinte amarillento; es lo que llamamos ictericia. Se produce por acúmulo de una sustancia, la bilirrubina, la cual a su vez puede ser indirecta y directa. Intentaremos simplificar qué las diferencia: la bilirrubina indirecta se produce tras degradarse la hemoglobina de lo glóbulos rojos (que se encarga del transporte del oxígeno en la sangre) y la directa se produce en el hígado, tras unirse con determinadas sustancias. Posteriormente ésta se excreta con la bilis al duodeno (primera porción del intestino), dando color a las deposiciones (si esto no ocurre habrá acolia, o color blanco de las heces). Dependiendo de los niveles de bilirrubina, la piel del bebé irá cambiando de color hacia un tono amarillento hasta llegar a amarillo intenso e incluso naranja cuando los niveles son muy altos. Asimismo la distribución varía, de manera que cuanto más altos los niveles, mayor superficie corporal se tonará de este color; lo mismo ocurre con las escleróticas (parte blanca de los ojos) y las mucosas, que podrán teñirse de amarillo cuando los niveles están altos.
Un pediatra con experiencia será el que decida cuándo determinar con un análisis la cantidad de bilirrubina que tiene el bebé en sangre, esto es importante porque a partir de ciertos niveles, la bilirrubina puede ser tóxica para el organismo, en concreto para el sistema nervioso central.

Son muchísimas las causas de ictericia, nombraremos a continuación algunas. La más habitual es la llamada ictericia fisiológica que es aquella que ocurre entre las 24 horas y la primera semana de vida. Es más frecuente en niños amamantados a pecho. Suele resolverse por sí sola, aunque siempre ayuda colocar al bebé unos minutos al sol, a primera hora de la mañana o últimas de la tarde.

Otras causas de ictericia son:

  • Que el bebé haya sido prematuro
  • Que el bebé esté deshidratado
  • Las infecciones
  • La isoinmunización (cuando la madre tiene grupo sanguíneo O y el bebé tiene grupo A ó B; o cuando la madre es Rh- y la el bebé es Rh+)
  • Que haya obstrucción a la salida de la bilis a nivel del hígado (escasez de conductos biliares o quistes a nivel del colédoco, conducto principal de eliminación del hígado)

Todas éstas últimas causas, y muchas otras, el pediatra ya las tiene en cuenta incluso antes de la aparición de la ictericia, ya que estos niños requieren un seguimiento más estricto.

Acerca de Iván Abreu Yanes

Iván Abreu Yanes
Mi nombre es Iván Abreu Yanes; nacido, criado y formado en Santa Cruz de Tenerife. Soy pediatra de profesión y devoción, especializado en dos ámbitos completamente diferentes: por un lado la cardiología pediátrica, con especial interés en las cardiopatías congénitas; y por el otro el asesoramiento en lactancia materna. En esta última se están centrando la mayoría de mis esfuerzos actualmente, con el fin de promover el mejor alimentos que se le puede dar al niño en los primeros años de vida, la leche materna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.