¿Tengo que darle “refuerzo” con leche de fórmula?

NO. Una lactancia bien establecida, con buena ganancia ponderal y con exploraciones normales en las sucesivas visitas con el pediatra no tiene que ser suplementado. Cada madre adapta la producción de leche a las necesidades de su hijo y salvo casos contados, es más que suficiente para lograr un crecimiento adecuado del bebé. Hay que recordar que la lactancia materna NO ES SOLO una forma de alimentar al bebé, es también fomentar el vínculo madre-hijo, alivia el dolor, tranquiliza al bebé…por lo que habrá situaciones en las que el niño demande mucho más a menudo, lo cual NO QUIERE DECIR que la mamá no tenga leche suficiente.
Otro caso igual son los “baches de lactancia”, los cuales son picos del crecimiento del bebé en los cuales demandan más, al coger el pecho lo sueltan y lloran, maman, vuelven a soltarlo; a lo que la madre (o más frecuentemente, los familiares de alrededor) interpretan como falta de leche de la madre. Sería un error iniciar en ellos los biberones, ya que estaríamos limitando la producción de lactancia que se obtiene de la succión directa del pezón.

Acerca de Iván Abreu Yanes

Iván Abreu Yanes
Mi nombre es Iván Abreu Yanes; nacido, criado y formado en Santa Cruz de Tenerife. Soy pediatra de profesión y devoción, especializado en dos ámbitos completamente diferentes: por un lado la cardiología pediátrica, con especial interés en las cardiopatías congénitas; y por el otro el asesoramiento en lactancia materna. En esta última se están centrando la mayoría de mis esfuerzos actualmente, con el fin de promover el mejor alimentos que se le puede dar al niño en los primeros años de vida, la leche materna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.